enero 21, 2022

HORA 60

Lo importante, el contenido

PREOCUPACION EN EL PERONISMO DE SAN ISIDRO: ¿PUEDE HACERSE LA PEOR ELECCION HISTORICA?

El Frente de Todos de San Isidro atraviesa un escenario de caos total. Los malos resultados electorales alteraron los planes de todos los dirigentes nacionales y en lo que al pago chico respecta la preocupación empieza ser sobre el número que se obtenga en las próximas elecciones de noviembre. El objetivo pasó no hacer la peor elección de la historia del peronismo local.

Las salidas de Santiago Cafiero y Teresa Garcia de sus cargos en el gobierno nacional y provincial respectivamente ya son parte del pasado. El suceso que atiende ahora al peronismo local (dentro del Frente de Todos) tiene que ver con la inminente elección del ´próximo 14 de noviembre en la que buscarán no hacer la peor perfomance electoral de la historia del peronismo.

¿Cómo es eso? La boleta del Frente de Todos obtuvo 18,76 por ciento de los votos en el cuerpo de Concejales. En la parte alta de la misma, el cuerpo de Diputados Nacionales, alcanzó el número de 18,94 por ciento, casi en sintonía con la parte local. Sin embargo, hay un dato que no se debe pasar por alto: es la primera elección en mucho tiempo en la que no entraron en juego los «peronistas que apoyan a Posse». Cabe recordar que en toda elección aparecen en las casas una carta de dudosos peronistas que apoyan la lista local bendecida por el intendente Gustavo Posse. Por supuesto que ese mensaje es acompañado por las elocuentes boletas de los cuerpos nacionales del Frente de Todos y los locales con la lista del possismo.

¿Cual es el resultado de esto? Entre 3 y 5 puntos de corte de boleta de la lista nacional a la local, cosa que en este 2021 todavia no sucedió. En ese sentido, en caso de volver a entrar en escena los «peronistas que apoyan a Posse», la lista local podría afrontar una merma única de votos llegando al número más bajo de la historia del peronismo local: una boleta que oscilaría entre 13 y 15 puntos en la sección de concejales, y que podría tener un fracaso electoral nunca visto.

Mientras por estas horas se profundizan las comunicaciones entre actores del Frente de Todos y el muncipio con la excusa de «una campaña tranquila», más de uno empieza a saber que el contexto electoral puede ser adverso. Y el más preocupado en esto tiene nombre y apellido: Sebastián Galmarini podría quedar sin su concejal en caso de disminuir la perfomance del Frente de Todos. El único que afrontó la campaña, que invirtió recursos, que tuvo presencia y que levantó la bandera del Frente de Todos en el distrito podría caer en desgracia y quedarse sin la representación en el cuerpo legislativo a partir de noviembre.