julio 31, 2021

HORA 60

Lo importante, el contenido

LA TEXTIL (EX) SPORT TECH ABRIÓ SU PUERTAS BAJO CONTROL OBRERO

La ahora cooperativa de 8 de enero (ex Sport Tech) volvió a funcionar luego de que los trabajadores ganaran la batalla judicial. «Ahora somos la Cooperativa 8 de Enero porque ese día decidimos no agachar la cabeza».

Son 120 trabajadores, en su mayoría mujeres. La fabrica queda en Villa Lynch y lograron recuperar la firma y que la misma se transforme en una cooperativa. Son parte de la CTA Autónoma y el acompañamiento de Gabriel Katopodis «fue importante» según nos cuenta una trabajadora de la cooperativa.

En medio del contexto económico adverso donde las Pymes quiebran y los desocupados crecen en Argentina, los trabajadores lograron mantener a flote la ex Sport Tech y pusieron a «trabajar» de nuevo la fabrica.

El juez Horacio Robledo, titular del Juzgado en lo Comercial N° 25, firmó el fallo que permite a los trabajadores usar las máquinas y la materia prima que había permanecido dentro de la fábrica.

El Intendente Katopodis afirmo que es «una alegría que luego de 6 meses de lucha de los trabajadores y trabajadoras, Spor Tech vuelva a funcionar como empresa recuperada» ademas contó que desde el Municipio pudieron ayudarlos con varias acciones y un plan de deuda que le ofrecimos al titular del inmueble y que fue validado por el Juez.

Los trabajadores siempre estuvieron acompañados durante los 6 meses de lucha, principalmente por la CTA Autónoma San Martín que conduce Pablo Pueba, ATE San Martín, el Intendente Gabriel Katopodis, el Presidente del HCD Diego Perrella, concejales y funcionarios municipales, entre otros.

El del intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, acompaño desde el primer momentos  intervino para poder llegar a buen puerto las negociaciones. “El municipio participó condonando una serie de deudas y buscando financiamiento para poner en marcha nuevamente la producción», explicó el jefe comunal.

«Sabemos que los y las trabajadoras pueden funcionar sin patrones porque tienen la capacidad de producir, de conducir y de dirigir. La lucha siempre lleva a la organización pero cuando lleva a un triunfo como éste, es una victoria de la clase trabajadora. Esto demuestra que derrotar a este modelo es posible. Tenemos la fuerza y la organización para construir la sociedad que queremos, que soñamos. Este hito es un faro en el camino» afirmo el titular de la CTA Autónoma Nacional Ricardo Peidro.

En Villa Lynch, nació el Sindicato Unidos de Costureros y Empleados del Vestido (SUCEV), como parte de la CTA Autónoma, que está conformado 70% por mujeres, y que funcionó como herramienta para que la cooperativa pueda existir. Fernando Castillo, trabajador textil desde hace 15 años y hoy también miembro de la 8 de Enero resumió: “lo novedoso de esto es que el sindicalismo no sólo sirve para pelear por los salarios, sino que también sirve para ganar una fábrica y tener trabajo«.