agosto 1, 2021

HORA 60

Lo importante, el contenido

LA FOTO POSSE-BULLRICH Y LA ENCUESTA QUE «ASUSTÓ» A SAN ISIDRO

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, recibió la visita de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich. Con la excusa de una recorrida a una fábrica, el alcalde volvió a acercarse al partido predominante de Juntos por el Cambio y el motivo tiene una numérica explicación.

Lejos en el tiempo parecen haber quedado dos ideas políticas de Posse. El trabajo con Emilio Monzó para generar una nueva vía dentro de Cambiemos (armaron el Bloque Cambio Federal en la Legislatura Provincial) fue aniquilado por la pandemia y el capricho por la conducción de la UCR se demoró en el tiempo. Frente a esto, una medición de la última semana le mostró a la mesa chica del intendente que cualquier candidato dentro de Juntos por el Cambio superaría una propuesta del possismo en otro espacio.

En otras palabras, un trabajo de análisis y medición de los que reciben con frecuencia en el despacho de 9 de Julio le explicitó al alcalde que su perfomance electoral no tiene espalda por fuera de la coalición opositora predominante. En ese sentido, la idea de hacerse candidato de la tercera vía quedó opacada rápidamente y la incertidumbre sobre el descuido que vienen haciendo de Juntos por el Cambio acercó aires de derrota.

Con este panorama el possismo tuvo dos decisiones: bajar la incidencia mediática con temas políticas para volver al ala duro opositor del PRO -la última participación hablando de la UCR no fue para nada buena- y abocarse a la gestión del pospandemia. Basicamente Posse volverá a ser crítico de la gestión nacional y provincial, se parecerá a un perfil PRO, buscará resolver elegantemente la derrota interna radical y seguirá mostrandose como el intendente de Junos por el Cambio.

Las quejas, molestias, críticas y todo lo hecho hasta aquí para con los dirigentes de Cambiemos quedará en el olvido. Todo sea por no perder la gallina de los huevos de oro.