abril 16, 2021

HORA 60

Lo importante, el contenido

ALIVIO EN SAN ISIDRO POR LA MUERTE DEL FISCAL DI LELLO

En un grupo de Whatsapp que reúne a algunos nombres propios muy cercanos al intendente de San Isidro, Gustavo Posse, el sábado por la noche se compartio con entusiasmo el link de la nota sobre el fallecimiento del fiscal Jorge Di Lello. Tras ese mensaje comenzaron las conversaciones en privado entre algunos de sus integrantes y poco se hizo público en el grupo.

Nadie expresó el famoso «que en paz descanse» como si se tratara de un enemigo para los que forman parte del chat de mensajería. Y la realidad demuestra que para el núcleo duro del possismo el ex hombre de la Justicia lo era. Fue él quien citó a indagatoria al propio intendente en el 2017 por la sospecha de corrupción en el barrio Martin y Omar. El pedido, por aquel momento rechazado por el juez, fue una de las manchas más importantes de Posse. Y el tema de la falta de las construcciones quedó en la nada.

La bronca del possismo además se potenció cuando el propio fiscal se hizo presente en el barrio. En aquel momento Di Lello  dijo que debían edificarse 250 casas en el marco del Plan Federal de Viviendas en el barrio de San Isidro, pero sólo se hicieron 44, mientras que los certificados de obra dieron cuenta de que habían sido terminadas el 99,44% de las viviendas.

Con la noticia del fallecimiento en el Fleni el alivio llegó a más de uno. Mientras se mueren los que investigan, el intendente sigue en el poder y la gente sin las casas. Una Justicia lenta siempre beneficia a los poderosos. Y esto es otra muestra de eso.

UNA VISITA QUE DESATO EL ODIO DEL POSSISMO. Di Lello investigando si robó Posse.