SE CUMPLEN 100 AÑOS DEL NACIMIENTO DE EVA PERON, LA EVITA DE LOS DESCAMISADOS, LA ODIADA POR LA OLIGARQUIA | *Por Nestor Moccia

Información

Written by:

«Si Evita viviera sería…» Qué se yo qué sería, qué votaría, qué pensaría de estos tiempos de mensajes de textos y polémicas on line. En todo caso sabemos qué es lo que fue y lo que sigue siendo en el corazón y la mente de millones. Y eso, amigues, no es poca cosa.

Sabemos que ella es nuestra marca en el orillo, nuestro signo de identidad. Llevamos a Evita en nuestras banderas no por capricho sino porque ella representa la idea de país que queremos para la Argentina. Amamos su convicción en la defensa de lxs cabecitas negras, de las trabajadoras y trabajadores. Porque queremos un país sin exclusiones, sin hambre, con dignidad, trabajo y respeto. Nos sentimos continuadorxs de su lucha por los derechos sociales y políticos de las mujeres argentinas: derecho a pensar, a votar, a trabajar, a recibir un salario digno igual al de los varones, a ser parte activa de la vida política sin tutorías masculinas.

Pero tanto como nuestro amor hacia ella nos convoca hacia grandes desafíos; para quienes son parte del poder, el odio hacia “esa mujer” también los moviliza y los reafirma en sus convicciones elitistas.

Su presencia rebelde hizo que el menemismo tuviera que sacar muy rápido a “la Eva” de sus actos, junto con la marcha y al Perón del caballo pinto. Para los neoliberales de ayer y de hoy Evita es demasiada pasión, demasiada patria desatada, demasiado Estado presente.

Por esa misma razón es que a tantos funcionarios de Cambiemos les molesta la imagen de Evita en el Ministerio de Desarrollo Social y sueñan con sacarla de allí, de quitar sus bustos, de borrar su memoria del imaginario colectivo.

Lo lamento por los garcas. Ella está aquí para quedarse, trascendiendo incluso los límites del PJ. Para entronizarse en el altar silencioso de miles y miles de hogares; para reproducirse en remeras, posters, pintadas y canciones; para encenderse en cada nueva generación.

Evita es un mito vivo, por eso todavía su voz nos pone la piel de gallina. Por eso su legado asusta tanto a los que diseñan la entrega del país.

Evita vuelve y se hace millones una y otra vez, porque mientras haya hambre, explotación e injusticia, su nombre vibrará entre nosotrxs como contraseña para la liberación.

* Néstor Moccia, dirigente de SOMOS.

Comments are closed.