enero 21, 2022

HORA 60

Lo importante, el contenido

QUEMAS DE AUTOS EN BAJO BOULOGNE: ¿POR QUE EL MUNICIPIO AHORA NO SE HACE CARGO?

Tras tres quemas en los últimos 10 días, el municipio de San Isidro recibió a las autoridades del colegio Plácido Marin del Bajo Boulogne. Sin embargo, las autoridades municipales se excusaron y una vez más expresaron que la solución depende del gobierno de la Provincia de Buenos Aires y del ministerio de Seguridad bonaerense.

Pese a eso hay datos que son elocuentes. El municipio se jactó en más de una oportunidad de su presencia en dicho lugar. Sin ir más lejos, en el 2017 el propio intendente, Gustavo Posse fue quien se ocupó de encabezar la limpieza del depósito fiscal. Tras años de gestión pudimos lograr una solución y comenzar a despejar este lugar. Es un gran trabajo entre Nación, Provincia y Municipio, para compactar más de 4 mil vehículos, darle un destino a la chatarra y crear un ambiente más saludable”, expresó el intendente Gustavo Posse en aquella jornada.

Incluso en aquel entonces se informó que «la iniciativa no sólo tiene un impacto positivo para la zona en la que se encuentra ubicado el predio sino también para los Bomberos Voluntarios de San Isidro, ya que el dinero que se produzca de la compactación será destinado a mejorar el mantenimiento y equipamiento de esta entidad». Como si esto fuera poco, el propio secretario de Seguridad municipal, Federico Suñer, se apersonó en el lugar hace cuatro años atrás.

Sin embargo, los tiempos cambiaron y ahora el municipio desconoce la realidad del lugar. Ya no busca un ambiente más saludable -Posse dixit- ni controla sobre la prevención de los incendios intencionales que suceden cada semana. Muchos menos se los ve a los funcionarios sacando fotos en el lugar.

Según fuentes del propio municipio, desde el Gobierno Municipal decidieron correrse por una investigación judicial que seguía el rastro de la mafia del robo de autopartes y que podría derivar en nombres de funcionarios municipales.

Según se investiga, en dicho depósito se realizan tareas de desarme de vehículos para la venta de autopartes en talleres y casas de repuestos de Jose Leon Suarez, Boulogne y Martinez. En ese sentido, el policía que cuidó durante un tiempo el depósito, Sergio Kramer, es uno de los nombres alcanzados por la investigación judicial y sobre el cual se encontraron elementos que habrían sido sustraídos del depósito. La acusación de Kramer salpica a más de un empleado de la Municipalidad de San Isidro.

Mientras las quemas siguen produciéndose con más frecuencia la realidad demuestra el único objetivo de las mismas: tapar y entorpercer todo trabajo judicial que forma parte de la investigación. El municipio no se hará cargo de esto y buscará desligar la responsabilidad en otras personas. Como lo hacen en las explicaciones de la actualidad, acusan al ministerio de Seguridad y el de Justicia de la Provincia por los incendios. Incluso, hablan de «Berni como el responsable que esto no se acabe» y se solidarizan con los vecinos que sufren cada vez más quemas. Una incoherencia más de parte de quienes forman parte del Ejecutivo municipal.