¿QUE VA A PASAR CON LOS ABUSOS A MUNICIPALES EN SAN ISIDRO?

Hora 60

Hace unos días trascendió una entrevista que causó revuelo en la vida de San Isidro. Una joven de barrido dio nombre y apellidos del supervisor que ejerció sobre ella abuso y acoso durante su tiempo en el trabajo. «Fui echada del municipio de San Isidro por denunciar a mi abusador», señaló luego de presentar su denuncia formal y decidir hacerlo público en Hora 60.

Lo cierto es que desde el municipio se tomó una postura particular. Se acusó de una operación política la situación, se consolidó al implicado Walter Mansilla en el cargo y nadie se expresó al respecto sobre lo que sufren las mujeres que trabajan en Espacio Público. Por sobre eso, llovieron decenas de chicas que han acercado su testimonio y lo que le ha tocado vivir en un escenario de gravedad institucional impensada.

Walter Mansilla – El supervisor acusado en San Isidro

«Entra a la jaula que te violo», es otro de los relatos que acerca una trabajadora, que fue dada de baja tras negarse a tener un vinculo con Alcides cuando este era supervisor en Martinez. Pero este relato (junto con las denuncias y otras versiones) evidencian un sistema perverso de complicidades entre los integrantes del área, no solo para el trato con las mujeres sino también en un abuso de poder constante.

La estructura municipal en este tema se compone de capataces quienes son los primeros jefes de los empleados municipales, por encima de estos se encuentran los supervisores quienes hacen su reporte de situación a la subsecretaria de Barrido, Supervisión de la Vía Pública y delegaciones Municipales, Herminia Ferretti, quien genera su estrecho vinculo con Roberto Mandolesi, como subsecretario general de Espacio Público del municipio, en todo lo relacionado a estas cuestiones.

Herminia Ferretti junto a trabajadores en un evento político.

En este camino todos los reclamos y quejas terminan en Ferretti. Ella es quien recibe a las jóvenes que sufren problemas (cuando no está ocupada en otras cosas), quien desestima las denuncias por ellas acercadas y quien se ocupa de defender a los capataces o supervisores cuando surgen los problemas: su gestión consiste en reubicarlos en distintas zonas a ellos o trasladar a las jóvenes o empleados con problemas pero nunca trabajar sobre el problema de fondo.

De hecho, Ferretti tiene un vinculo personal con Walter Mansilla, el supervisor denunciado penalmente, a quien aseguran que le guarda un «profundo aprecio y cariño» y hasta ha manifestado públicamente su buena relación con el supervisor.

El saludo de Herminia Ferretti para Mansilla

Por supuesto que Ferretti será quien tiene que dar explicaciones de su rol y trato con las jóvenes y empleados que reconocen en ella malos tratos, acciones de soberbia, ejercicios de abuso de poder y agresiones psicológicas y verbales. Pero eso podrá esperar. A la brevedad, es una obligación que Herminia (como la llaman) exponga su postura sobre el caso de Mansilla, su vinculo, su protección y su acompañamiento a este supervisor, y a tantos otros que forman parte de una estructura siniestra.

Next Post

ESCANDALO: LA UNIVERISDAD MILITANTE DE POSSE

Entre gallos y medianoches apareció la Universidad Nacional San Isidro (conocida como Scalabrini Ortiz) con el intendente como principal protagonista. Es que tras mantenerla parada durante 4 años, sin sede física y sin alumnos surgió la presentación de carreras, las autoridades de la misma y el plan del 2020, en […]

Suscribite