POSSE VS MACRI: ¿QUIEN VALE MAS?

Hora 60

La aprobación de la Ley Impositiva 2020 de Axel Kicillof dejó algunas imágenes en el escenario opositor. Con esta realidad, las figuras de los intendentes vecinos de San Isidro y Vicente Lopez mostraron algunas diferencias y volvieron a surgir los roces que parecían haberse olvidado en los último años.

La mala jugada de Posse. El intendente de San Isidro fue el primero en decir que la Ley debía aprobarse para darle herramientas al gobernador de Buenos Aires y que no podían pedirse cargos para sancionar la norma. Aunque sin mencionarlo, esta expresión del jefe comunal de San Isidro cayó pésimo en el primo del ex presidente, quien rápidamente encontró en otros intendentes aliados la fortaleza necesaria para aislar a Posse. En ese contexto, los pocos diputados del mandamas de San Isidro fueron quienes quedaron desdibujados en la sesión de la Ley y realizaron un despacho propio que no tuvo ni fuerza ni apoyo.

La consolidación de poder de Jorge Macri. En este escenario, Macri eligió un camino alternativo. Ante los ataques de Posse decidió fortalecer el poder de Juntos por el Cambio con Nestor Grindetti (intendente de Lanus) y Diego Valenzuela (su par en Tres de Febrero) y aisló completamente a Posse. Incluso, el jefe comunal de San Isidro sigue pidiendo a gritos espacio en Juntos por el Cambio e incluso amaga con irse del espacio por la poca atención que tiene en la nueva estrategia de conducción: su primer intento de acercamiento al Frente de Todos fue por demás frio y por eso la estrategia de Macri se consolida con Posse fuera del esquema.

La conducción opositora. Con esta situación hay quienes afirman que Jorge Macri no quiere ceder el espacio que consolidó rapidamente como un referente opositor desde el lugar de Juntos por el Cambio. En tal sentido, la alianza de Posse con Emilio Monzó le facilitó a Macri encabezar el espacio opositor y ser más referente que el resto de los jefes comunales, incluso Posse, a quien no le aceptan sus movimientos políticos de las ultimas semanas.

El futuro 2023. Ambos intendentes saben que no podrán volver a presentarse en la próxima elección ejecutiva y no es un dato menor. Mientras que en Vicente Lopez la definición de continuidad reside en Soledad Martinez como intendente y Jorge busca la posible candidatura de la provincia (ya manifestó públicamente su deseo de continuar en esa linea su trayectoria política), Posse no da con un sucesor natural y sus planes de salida del distrito son más complejos. El gran temor que corre por el despacho de 9 de Julio es que no termine su carrera política en el sexto mandato, sin posibilidad de continuar en otro cargo.

Next Post

EL FINAL DEL VECINALISMO

Marcos Hilding Ohlsson anunció que se dedicará al armado de un partido nacional. De este modo, el economista y ex candidato a intendente de San Isidro deja el desarrollo local en el que fue concejal durante 8 años y se retiró tercero tras las ultimas elecciones a intendente. Incertidumbre y […]

Suscribite