POSSE RECHAZÓ A JUNTOS POR EL CAMBIO

Hora 60

La gobernadora Maria Eugenia Vidal se reunió con los intendentes más importantes que ganaron en octubre: Jorge Macri, Diego Valenzuela, Nestor Grindetti, Guillermo Montenegro, entre otros. El jefe comunal de San Isidro decidió no ir al encuentro para seguir despegándose del espacio amarillo.

El camino de despegue. Todo comenzó con el mal resultado de las PASO que obtuvo Mauricio Macri en el país y Maria Eugenia Vidal en la provincia. Con el diario del lunes, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, empezó el operativo despegue del espacio yendo a la tierra del ultraperonista Gustavo Menendez: con la excusa de un evento de unidad entre el radicalismo y el peronismo, Posse se mostró junto a todos los intendentes y candidatos K.

La masiva entrega de boletas del Frente de Todos. En los días previos a la elección el jefe comunal de San Isidro desplegó una estrategia clara. Invadió el distrito de boletas de Fernandez presidentes, Kicillof gobernador con su boleta a intendente. La estrategia le sirvió para achicar el corte de boleta que sufrió de Vidal, y para confundir al electorado

La presencia de los funcionarios peronistas en su gabinete. De un tiempo a esta parte el intendente decidió darle lugar a un polémico perfil local identificado con el peronismo: Leandro Martin. Desde su asunción ha sido el funcionario que más rodaje mediático ha tenido y la compañia preferida del intendente. Además se habla que Martin es el reemplazo natural de Pablo Fontanet y porque no el futuro presidente del Concejo Deliberante local.

La visita de Katopodis. Si algo le faltaba a Posse para manifestar su deseo de acercarse al espacio de Todos era tirar lineas con los nombres propios de peso. Y en el marco de especulaciones sobre su futuro (algunos dicen que va a ser ministro nacional), Posse invitó a Katopodis a la ficticia Universidad Nacional de San Isidro para dar una charla sobre gestión: mientras sus concejales y políticos critican diariamente la gestión de San Martín, Posse se quitó los prejuicios y llevó al distrito a su par de San Martin, para seguir trazando lineas con el nuevo gobierno.

El capricho radical. Pasada las elecciones, Posse fue quien encabezó la tibia revolución radical. De la noche a la mañana se les ocurrió pedir más espacios, cambiar las conducciones y generar más poder (tras 4 años de complicidades con el gobierno de Macri), con la amenaza de seguir otros caminos si esto no es estimado por la coalición saliente.

El faltazo a la invitación de Vidal. En todo este contexto, Posse dio un paso firme en su alejamiento de Cambiemos. Se ausentó de la invitación que hizo la gobernadora para reafirmar sus ganas y deseo de salir del espacio. Diga lo que diga, sabiendo que es un político con acciones en baja, busca el último cambio de color político: volver al kirchnerismo como lo hizo durante el 2007.

Next Post

EL PERFIL POLITICO DEL NUEVO PRESIDENTE DE PLATENSE

Pablo Bianchini fue elegido por más de 400 socios en una lista de unidad para hacerse de la conducción del Club Atlético Platense. Hasta este 17 de noviembre, se desempeñaba como vice-primero y al lograr la unidad de todas las listas ya se puso el objetivo de «llevar a Platense […]

Suscribite