¿POR QUE NO DEJAN QUE JORGE MACRI AVANCE EN LA PROVINCIA?

Hora 60

Mientras se sigue trabajando en las distintas variantes electorales del 2021 y 2023, desde Juntos por el Cambio han levantado una premisa contundente: no dejar que Jorge Macri sea el único nombre propio que se anote en la provincia de Buenos Aires.

Frente a este escenario, semana tras semana, aparecen distintas escenas que marcan un límite para el alcalde de Vicente Lopez. Conocedor de eso, Macri se esfuerza por consolidar diversas imágenes de poder bonaerense: primero fue la foto de intendentes de Juntos por el Cambio en la municipalidad de su Partido: en ese caso asistieron Julio Garro (La Plata), Nestor Grindetti (Lanus) y Diego Valenzuela (Tres de Febrero). Al poco tiempo, los mismos visitaron a Jaime Mendez y Joaquin de la Torre en San Miguel, y por último decidieron lanzar el Grupo Dorrego con la suma de Martiniano Molina, Nicolas Ducoté y Ramiro Tagliaferro, los ex intendentes de Quilmes, Pilar y Morón respectivamente.

Todas esas imagenes y reuniones tuvieron un norte claro como lo era vedar la posibilidad del desembarco de un nombre que no reuna las características que este grupo considera: ser bonaerense y haber gestionado un municipio. Sin embargo, poco importan esas demostraciones y dentro del espacio opositor ya anotaron dos nombres para el sillón de Dardo Rocha.

Cristian Ritondo comenzó su vinculo con medios nacionales y provinciales para profundizar su idea de gobernación 2023. Con el aval de un sector del vidalismo, el ex ministro de Seguridad bonaerense no tiene problema en prestarse a ese juego y desde su banca de diputado se focalizará en la provincia con ese objetivo. Vale recordar que el sector del vidalismo que «habilita» a Ritondo es el mismo que define a Jorge como un hombre «poco confiable».

El otro nombre importante que piensa en la provincia es ni más ni menos que Diego Santilli. El vicejefe de Gobierno no puede ser reelecto en la Ciudad y una facción del larretismo es optimista sobre el perfil y trabajo del colorado para la provincia. Por el momento se mueve sigilosamente y de manera ordenada pero sin pedir permiso.

Lo cierto es que a la fecha se conocen dos datos claves. El primero es que en política argentina puede pasar cualquier cosa en tres años y las candidaturas de hoy pueden dejar de existir mañana. Y el segundo, es que en Juntos por el Cambio cualquier acción política hoy se tolera, menos que Jorge Macri quiera ser candidato a gobernador en Buenos Aires. Falta saber el por qué de esa falta de confianza.

Next Post

EL PROYECTO SECCIONAL DE GUSTAVO AGUILERA: ¿SENADOR 2021?

Es mentira que nadie piense en las elecciones. Argentina entró en la voragine preelectoral del año próximo y en esa línea oficialismo y oposición no pierden el tiempo. En ese marco, Gustavo Aguilera, el subsecretario de Asistencia Crítica del Ministerio de Desarrollo Social de Nación, comienza a pensar y trabajar […]

Suscribite