POLITICA POST COVID: UCR, CASI Y BASI LAS APUESTAS DEL POSSISMO

Hora 60

Pese a las alarmantes estadísticas de los últimos días, para algunos municipios la necesidad de reanudar con la vida normal y política ya comienza a estar en agenda. En esa sintonía, con una apertura amplia del distrito, desde San Isidro ya se piensa en el post pandemia y el Ejecutivo Municipal tiene tres objetivos políticos en la mira: elección radical de la provincia de Buenos Aires, comicios intermedios del Colegio de Abogados de San Isidro y una fuerte avanzada sobre el Barrio San Isidro (BASI) de Boulogne.

Desafío radical. En lo que hace a la interna radical, Posse jugará fuerte para quedarse con el Comité provincial. Habiendo marcado diferencias fuertes con Juntos por el Cambio -incluso armó un bloque propio en la Legislatura Provincial-, el alcalde de San Isidro apuesta todo a la elección de la UCR. En esa jugada ve el desarrollo de su futuro político y el de sus aliados: Emilio Monzó y Martin Lousteau son quienes avalan el rol del intendente para un crecimiento futuro. Incluso el diputado provincial de Cambio Federal, Walter Carusso, es el nombre dedicado al trabajo de la interna y quien atiende día a día el trabajo de la elección que se jugará -aparentemente- en el mes de octubre.

El Colegio de Abogados de San Isidro. Una elección que tendría que haber tenido lugar en el mes de mayo fue la del Colegio de Abogados de San Isidro. Suspendida la misma, desde el possismo saben que debe reanudarse los comicios a la brevedad y también tienen su apuesta en esta parada electoral. Con la base de Opción Pluralista -espacio presentado en el 2018 que perdió por menos de 100 votos en la última elección- intentará cortar la hegemonía del Movimiento Renovador que hace más de dos décadas conduce el Colegio. Para esta tarea el Ejecutivo de Posse pondrá al secretario general de Gobierno Municipal, Sebastián Weinschelbaum, a trabajar con el objetivo de revertir una historia siempre adversa.

El Barrio San Isidro de Boulogne. La última tarea para la reanudación política post pandemia del possismo tiene que ver con el Barrio San Isidro. Con un contexto distinto a los anteriores acá no hay elección para hacerse de la administración del Barrio. Ariel Renedo, el adminsitrador actual, prohibe desde hace años los comicios y suma cada vez más críticas de los vecinos de los monoblocks por su floja elección. Desde el possismo creen que la presión sobre este nombre propio es el eje para liberar el barrio y el apoyo del Frente de Todos a Renedo podría convertir el tema en una pelea política que estaría dispuesto a afrontar el gobierno sanisidrense. En esa discusión, la familia Cuello, con Juan y Juliana -la concejal del oficialismo-, son quienes preparan el desembarco en el BASI: agotada la figura de Renedo, metiendo a la política del Frente de Todos y graficando como el possismo se manejó en otros barrios son los ejes que podrían facilitar la llegada municipal al barrio.

BASI, CASI y UCR los tres objetivos que tiene el possismo en la mira para la etapa pospandemia. Habrá que ver que resultados obtiene de cada uno.

Next Post

TENSION POSSE-GARCIA: EL INTENDENTE YA ABRIÓ LOS SHOPPINGS

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, anunció la semana pasada el pedido de apertura de shoppings del distrito para modalidad take-away y delivery. Como respuesta, la propia Teresa García anticipó que le iban a «decir que no». Sin embargo, con una decena de locales ya funcionando, Unicenter y el […]

Suscribite