octubre 25, 2021

HORA 60

Lo importante, el contenido

NARDINI MINISTRO: EL PRIMER DESAFIO SERÁ HACER POLÍTICA

Si uno analiza los cambios en el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires rapidamente entenderá que Axel Kicillof asumió un error: su gobierno exponía una falta concreta de política que permita trabajar con intendentes y dirigentes en la consolidación de nuevos proyectos. La llegada de dos intendentes buscará revertir esto.

Leonardo Nardini dejará de ser el intendente de Malvinas Argentinas para asumir el Ministerio de Infraestructura de la Provincia de Buenos Aires versan las noticias que reflejan el cambio del gobierno de Axel Kicillof. Si uno piensa en los argumentos para esta decisi´´ón encontrará que los mismos son más po´liticos que técnicos. Y en ese sentido vale la pena repasarlos.

En primer lugar, Nardini fue uno de los alcaldes que mejor elección realizó el pasado 12 de septiembre. En medio de una ola amarilla expansiva, logró retener una victoria en su municipio que le arrojó un buen caudal de votos y una buena diferencia sobre el espacio opositor de Juntos. En ese sentido, la validación electoral obtenida le permite a Nardini pensar en colaborar en la política provincial por fuera de su pago chico.

En segundo lugar, Nardini tiene dos canales de interlocución claves para la política provincial: Sergio Massa y Maximo Kirchner son dos nombres propios que tienen una valoración personal del jefe comunal. Sin ser del todo massista o kirchnerista, Leo sabe llevar estas dos relaciones de la mejor manera y es un valor agregado a la hora de ser pensado como ministro para esta etapa. Le ahorró algún conflicto de intereses al gobernador y consiguió que «todos se alegraran por la llegada de Leo».

En tercer lugar, «Leo» tendrá por delante una misión que hasta ahora no se vio en el gobierno provincial. Deberá hacer política desde el lugar que le tocó para consolidar un gobierno provincial que ha sufrido grandes falencias en esta materia. Los cargos cubiertos por técnicos y catedráticos han evidenciado la falta de política y he ahí el principal reclamo de los intendentes y políticos bonaerenses. Es por ello que Nardini deberá rápidamente plantear su impronta y obtener mejores resultados en la materia. Desde lo teórico, nadie duda que pueda hacerlo. El desafío será desde lo práctico.

Y en cuarto lugar, esa necesidad de realizar más y mejor política deberá convertirse en una búsqueda electoral concreta. Es el intendente designado de la Primera Sección Electoral para revertir el resultado de las PASO y pensar en aportar un caudal de votos que permitan dar vuelta el resultado. Si se embarca en esa misión necesitará de un Ministerio y un juego político a disposición para cumplir el objetivo de lograr cinco senadores provinciales, dos más que los que ingresarían con el resultado del pasado domingo 12 de septiembre.

Sin dudas que los pergaminos de Nardini pueden validar el sentido de ser llamado para hacer política en el gobierno provincial. Por sobre las cuestiones específicas de la materia, se buscará que el perfil joven y pujante del alcalde de Malvinas aporte lo que no ha tenido el tecnisimo de la gestión hasta el momento: más política, más votos y mejores resultados para consolidar un proyecto provincial que hasta ahora recibió un duro golpe de los bonaerenses. Llegó el momento de Nardini para cambiarlo. Habrá que ver si lo consigue.