LOS DOCENTES NO OLVIDAMOS, NO PERDONAMOS Y NO NOS RECONCILIAMOS – Por Alejandra González *

Información

Written by:

A 43 años del comienzo de la más sangrienta dictadura cívico militar y eclesiástica, en un clima de represión y persecución que no discrimina ni a trabajadores ni a jueces, los docentes nos encontramos luchando junto al resto de las fuerzas del campo popular para poner fin a las políticas neoliberales que nuevamente hambrean a los trabajadores.

En la madrugada del 24 de marzo de 1976, la junta militar, en complicidad con parte de la sociedad civil y de la iglesia católica, derroca al Gobierno Constitucional de María Estela Martínez de Perón, a partir de allí, los genocidas, además de empobrecer a los trabajadores se propusieron desarticular su lucha.

El terrorismo de estado, además de cometer delitos económicos, tuvo una política de exterminio de los luchadores populares, dejando un saldo de 30000 detenidos desaparecidos, entre ellos más de 600 trabajadoras y trabajadores de la educación.

La política educativa de entonces, iba de la mano con el vaciamiento económico, político e ideológico de nuestro país, y para instalarla había que hacer desaparecer a los maestros; por eso, la misma noche del golpe, fueron por el primero: Isauro Arancibia, secretario general de la Agremiación de Trabajadores de la Educación Provincial, de Tucumán. Con el correr de los meses siguieron Marina Vilte en Jujuy, Eduardo Requena en Córdoba y así hasta llegar a ser más de 600 los docentes desaparecidos.

Por eso, a 43 años de la dictadura genocida, la Escuela Pública se pone en los zapatos de Isauro para construir Memoria, buscar la Verdad y exigir Justicia.

¡la casa de los genocidas es la cárcel!.

¡juicio y castigo para todos los responsables, cómplices y beneficiarios económicos de la dictadura!.

30000 compañeros desaparecidos: ¡Presentes!.

Ahora, ¡y siempre!.

*Secretaria de DDHH de SUTEBA, San Martín y Tres de Febrero.

Comments are closed.