LEY IMPOSITIVA 2020: UNA BUENA IDEA, MAL COMUNICADA

Hora 60

El gobierno de la provincia de Buenos Aires termina el 2019 más movido de lo pensado. La falta de quorum por parte de Juntos por el Cambio que impidió el tratamiento de la Ley Impositiva 2020 demostró que el comienzo del gobierno de Kicillof atravesará menos tolerancia de la esperada y una constante pelea contra los ejes comunicacionales ya instalados en torno al espacio provincial saliente.

La terminología de impuestazo. Lo primero que hay que tener en claro en torno a este tema es el desacierto con el que se comunicó la norma. Si bien la misma tiene su base en un concepto de justicia social (paga más, quien tiene más), lo mismo no llegó a ser comunicado de manera correcta y la política de marketing -como así la citará el gobernador- logró instalar el término de impuestazo para referirse a los aumentos de los impuestos provinciales. En tal sentido, desde el oficialismo faltó profundizar la claridad que el aumento sería por debajo de la inflación y que el ajuste superior al 70 por ciento solo sería para una porción minúscula de la población. Solo el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, explicó que no veía nada relacionado con un impuestazo como respuesta a la terminología, pero lo mismo no alcanzó. Frente a esto, fue la oposición quien esgrimió los primeros lineamientos y el gobierno se empantanó: aclaró tarde el proyecto, no pudo revertir el mote de impuestazo y dio lugar a que la falta de debate se pusiera en el ámbito de lo permitido para cuidar el bolsillo de los bonaerenses. En esta línea, son varios los municipios de la oposición que aumentan sus tasas por encima de la inflación y hoy se paran en la vereda de oponerse al proyecto provincial.

La construcción de la falta de ayuda para gobernar. Si bien el gobernador explicó en su conferencia de prensa que se trata de oportunismo político por la oposición, hay una situación que no es menor. La oposición consolida la idea de cuidar el bolsillo de los bonaerenses y por eso no da la posibilidad de permitir esos aumentos. Si bien, como expusiera el mismo Kicillof, los indicadores provinciales son de malos a muy malos respecto a la gestión anterior, la formación y comunicación posterior del discurso hacen que eso no llegue a verse sobre el tema. En ese sentido, la presencia de Jorge Macri como cabeza de defensa de la falta de quorum es una demostración del sistema utilizado: el primo del ex presidente es quien mejor sintonía guarda con los medios nacionales, provinciales y municipales tras 8 años de intendente y no es casualidad que sea él quien se presente en los medios en este escenario.

La conferencia que no sumó. Caida la sesión, la mala comunicación de una buena idea se profundizó con la exposición del mismo gobernador haciéndose eco de la falta de quorum. La presencia de Kicillof junto a los presidentes de las Cámaras provinciales son los elementos que le permiten a Juntos por el Cambio personificar el discurso sobre lo que se viene: que lo que dice Kicillof no es certero, que no es cierto la herencia que recibió y que no conoce la provincia y desde ese desconocimiento se propagan los errores. Si uno analiza los medios nacionales y provinciales, los mismos hacen especial énfasis de lo que dijo el gobernador, pero nadie repara en las exigencias de Juntos por el Cambio para dar el debate y la posterior sanción de la ley: el pedir cargos políticos es malo si lo hace el peronismo, pero es admisible, interesante y justo si lo conciben otras fuerzas políticas que buscan consolidar la República. Raro.

Lo que se viene. Sin duda alguna la Ley Impositiva que quedo trunca era un buen comienzo para el gobierno de Kicillof. Sin embargo, el tropiezo inicial debe tomarse como un dato no menor y constituir una lógica distinta para lo que se viene. Lo primero será establecer interlocutores fuertes y válidos para cerrar acuerdos legislativos. Lo segundo estará en reever el esquema de comunicación que en el comienzo no ha sabido consolidar una buena idea y se vio superado por el desarrollo marketinero saliente. Y, lo tercero será encontrar rápidamente encontrar la manera de gestionar una provincia que ha sido siempre compleja y que parece cada día más incontrolable.

Next Post

DE LA LEY IMPOSITIVA A LAS TASAS MUNICIPALES 2020

La fallida Ley Impositiva 2020 puso a los intendentes opositores al Frente de Todo en el centro de la escena. La idea de defender el bolsillo de los contribuyentes fue lo que primó discursivamente pero en sus distrito se realizan aumentos de tasas más importantes que el impuesto provincial. San […]

Suscribite