LAS MUERTES DEBERIAN SUPERAR LAS GRIETAS

Información

Written by:

El caso de Menem Jr, el deceso de Nestor Kirchner o la reciente partida de Franco Macri deberían dejar de lado las ideologías y centrarse en la persona humana por sobre todas las cosas.

La reciente muerte del empresario y padre del presidente de la Nación, Franco Macri, volvió a poner en escena las muertes en los contextos políticos y como impactan estas en el desarrollo de un gobierno. Si se repasan los últimos años se verá que tanto para Menem, los Kirchner o ahora los Macri los fallecimientos de familiares desatan una ola de especulaciones que en muchos casos rozan la bajeza.

Lo primero a tener presente es que tanto la vida como la muerte es lo unico que comparten todas las personas. No importa la ideología, el oficio o profesión a la que se dediquen. La partida de una persona cercana a los políticos o gobernantes no puede desplazar la claridad que se debe tener sobre esto. Nadie puede celebrar una muerte. Sin importar quien sea el que muera. Y con esto es urgente desplazar el sentido ideologico de los fallecimientos.

Los que celebran la muerte son unos pobre revanchistas que creen que una partida física les otorga una categoria de victoriosos. Y en ese sentido no importa de que lado de la grieta uno se ponga: aquellos que celebraron la muerte de Kirchner seguramente sean los que hoy piden respeto por Franco Macri, y los otros que se angustiaron por el fallecimiento del ex presidente hoy celebran la partida del empresario. En ese contexto, hay que volver a pensar en las personas y recuperar algun sentido de humanidad. No todo es lo mismo, no todo se divide entre peronismo o antiperonismo, o entre Pro y K.

Devolver el sentido de que toda vida es importante es fundamental para cualquier sociedad. Entender que la muerte no reconoce de ideologias también lo eso. Evitar las celebraciones sobre estas acciones deberia ser una necesidad y volver al marco de respeto, sea quien sea, es el nuevo desafío. Por lo pronto dependerá de todos comprender que, tal vez,  las muertes puedan ser lo único que nos saquen de la grieta, o nos sigan sumergiendo cada vez más en ella.

Comments are closed.