LA REPUBLICA SEPARATISTA DE SAN ISIDRO

Hora 60

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, anunció la habilitación de gimnasios en las ultimas horas. La novedad convirtió al distrito en el primer municipio en avanzar en la actividad en todo el Area Metropolitana y repitió los esquemas que había alcanzado con el autocine y el take away plus: un acompañamiento mediático inigualable para darle sustento a la medida, desatendiendo las todavía vigentes recomendaciones sanitarias.

«Hay que salir a la calle», expresó Posse en una entrevista de televisión hace algunos días atrás. Su eufórica expresión similar Bolsonaro reafirmó lo que el municipio venía encabezando desde hace unos meses: una altísima aprobación por parte de los vecinos en el manejo de la pandemia.

Encuesta en mano (con los números a su favor), el municipio decidió profundizar una política de apertura con poca atención a las órdenes que se emitían desde Provincia. Desde que el gobierno de Kicillof explicó que no habría aperturas, Posse decidió habilitar peluquerias (antes que el resto), take away plus en la modalidad de bares y restaurantes, atención con mesas en instalaciones gastronómicas con patios, terrazas y veredas hasta desembocar en el último anuncio de los gimnasios.

Si uno sigue el hilo conductor de los anuncios de apertura verá que en todos estuvo acompañado de su gran inversión mediática. Por sobre lo bueno o lo malo de la decisión, desde la mesa chica del intendente entienden que debe tenerse la cobertura mediática para direccionar el mensaje: la necesidad de abrir actividades por el desgaste de la ciudadanía.

Por sobre eso, hay un motivo fundamental en la desatención a la cuestión sanitaria de San Isidro. Las arcas municipales no tienen un respaldo sólido y la caída en la recaudación en los meses de abril y mayo proyectaron la insostenibilidad de la contabilidad municipal. Sí, tras más de dos décadas de gobierno, la pésima administración de Posse hizo que se vieran afectadas las cuentas y a contraposición del cuidado de la vida, se debió abrir paso a la preservación de la economía.

Con un descontento latente sobre el extenso aislamiento a nivel nacional y provincial, al jefe comunal le cerró el camino de apertura de manera fácil y sencilla. Lo puso en práctica en toda su dimensión y permitió pensar dos cosas: ¿por qué no abre iglesias, escuelas y clubes de barrio para seguir haciendo de San Isidro un mundo paralelo? y además, ¿qué estará esperando el intendente para salirse del Conurbano y autoproclamarse un municipio con total autonomía? Si lo hace de hecho, ¿no habría que plantearlo de derecho?

Next Post

VICENTE LOPEZ: ¿YA SUENA ADRIAN PEREZ EN EL DISTRITO?

El ex secretario de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior durante el gobierno de Mauricio Macri, Adrián Perez, estaría en carpeta para ser uno de los nombres propios que buscarían hacer política en el distrito de Vicente Lopez, de cara a los procesos 2021 y 2023. La salida […]

Suscribite