octubre 25, 2021

HORA 60

Lo importante, el contenido

LA COSA RADICAL – Por Ariel Kuiyan*

Son horas de agitación y entusiasmo en la Unión Cívica Radical. La victoria de Gerardo Morales en  Jujuy y la salida a escena de Facundo Manes -médico neurocirujano y etermo posible candidato- envalentonaron a la militancia boina blanca con la posibilidad de encabezar una lista en el 21 y que la boleta de la coalición opositora lleve como candidato a Presidente a uno propio en el 23.

Tuvieron que pasar más de veinte años para que el Radicalismo pudiera pensar en un candidato del riñón. Los grandes medios se hicieron eco del posible desembarco de Facundo Manes. En ese sentido agarran a su socio mayoritario el PRO en una feroz interna, eso le otorga una chance, que deberán aprovechar.

La efervescencia radical ya mostró su ilusión en las bases electorales. Jóvenes que por primera vez pueden llegar a militar una elección a favor de uno de los suyos y no para terminar con lo malo del oficialismo. Sin embargo, los de mayor experiencia no son tan crédulos. Una fuente cercana señaló “hay que esperar a ver qué hace, en el 17 nos dejó colgados”. Haciendo referencia al último de los plantazos que realizó Manes.

Lo cierto más allá de los trascendidos y la información es que el efecto Manes vino a causar un cimbronazo. Ya se lanzó, dice que va a jugar. Pero el optimismo radical de dónde viene. Apoyan un candidato que tiene un gran desconocimiento en la Provincia de Buenos Aires, nunca a disputado una elección, se enfrentará con el Vicejefe de Gobierno Porteño – delfín del más seguro candidato del espacio -. Todo lleva a pensar que los radicales están jugando una mano de póquer sin ninguna chance de triunfo, excepto si el rival se va al mazo, o bien si logran colocar sus jugadores en lugares destacados en la lista. Una maniobra de persuasión, que de resultar puede resultar muy buena.

*Analista Político