septiembre 22, 2021

HORA 60

Lo importante, el contenido

JORGE MACRI 2023: ¿SE APAGA EL PROYECTO GOBERNADOR?

El intendente de Vicente Lopez, Jorge Macri, fue el primero en reconocer públicamente sus intenciones de ser protagonista de la gobernación en el 2023. Sin embargo, este 2020 cambió el escenario político y desde Juntos por el Cambio surgieron otros tres nombres fuertes que complican el futuro del primo del ex presidente Mauricio Macri.

  1. Diego Santilli. El vicejefe de Gobierno porteño es el principal nombre propio que aspira a la gobernación en el 2023 dentro de Juntos por el Cambio. Sin posibilidad de ir por la Ciudad, «El Colo» comenzó a moverse en la Tercera Sección Electoral para trabajar en su bajada a la provincia. El mayor valor que tiene Santilli hoy pasa por el aval de Larreta que en una posible candidatura presidencial bancaría a Santilli en la provincia.
  2. Emilio Monzó. El ex presidente de la Cámara de Diputados es otro que asumió su voluntad provincial. Además de las intenciones particulares, comenzó a cerrar heridas con Maria Eugenia Vidal, con quien mantuvo siempre una relación distante, y hasta se atrevió a proponerse como armador y número dos en una lista de la ex gobernadora para el 2021. Cabe recordar que Monzó fue uno de los nombres más criticados por el ex presidente Macri, pese a ser valorado por el esquema político de Juntos por el Cambio.
  3. Elisa Carrió. La ex diputada de la Coalición Cívica reconoció sus intenciones de ser candidata a diputada en el 2021 por la provincia de Buenos Aires y expresó que de hacer falta será candidata a gobernadora en el 2023. Con menos desarrollo político para una candidatura, Carrió no dejó de sumar inquietudes dentro de la coalición opositora con sus declaraciones.

Sin dudas que cualquiera de estos nombres arranca con un rol distinto a Jorge Macri. Los tres personajes que buscan (por lo menos desde sus expresiones) la gobernación arrancan un paso más adelante para el espacio opositor. Sin ir más lejos, el alcalde de Vicente Lopez no deja de generar desconfianza en las filas «amarillas»: en los cuatro años de gobierno el alcalde no tuvo ninguna incidencia política en la provincia y nadie garantiza que ahora si pueda tenerla.

Además, sus jugadas en el 2020 no generaron ningún efecto positivo. El Grupo Dorrego tuvo más problemas que soluciones, su cercanía a Alberto Fernandez generó más de un malestar y su nombre propio no logra un conocimiento amplio en los 135 municipios.

Habrá que ver que sucede con Macri quien de mínima podrá garantizarse un periodo más como intendente, si es que la ley de las reelecciones se viera afectada. Por ahora, eso tiene más horizonte que un proyecto provincial.

Preocupado. Jorge Macri y un proyecto provincial ¿en duda?