BARRIO 13 DE JULIO DE SAN MARTIN: EL DESALOJO QUE NO FUE

Hora 60

En el barrio 13 de Julio en San Martín se vivieron horas tensas. Un intento de desalojo sin orden judicial, el barrio resistiendo junto con las organizaciones sociales y la actuación del INADI para frenar y evitar un desenlace trágico.

Eran las 9 de la mañana en donde el Barrio 13 de Julio se cruza con el CEAMSE, cuando la policía bonaerense, con el comisario de la 4ta a la cabeza, decidió avanzar sobre unos terrenos linderos al ferrocarril que habían sido ocupados por varias familias hace más de tres semanas.

De forma violenta, la policía irrumpió rompiendo las precarias casas que se habían construido hace semanas con mucho esfuerzo.Fue en ese momento que los vecinos comenzaron a organizarse. Los Movimientos Sociales se hicieron presentes y las cosas se pusieron tensas.

Roxana, una vecina del barrio y militante de SOMOS – Barrios de Pie explicó que “esta es una lucha que lleva más de 2 años. El macrismo ya nos desalojo de forma violenta y temimos por lo que podía pasar hoy”.

“Nosotros tenemos hecho un censo hace 2 años, venimos reclamando ante las autoridades provinciales y municipales una repuesta; no podemos seguir viviendo así, merecemos vivir dignamente” explicó.

En tanto, Joaquín Massa, responsable de SOMOS – Barrios de Pie San Martín contó que “fue raro lo de hoy, estamos en cuarentena y los desalojos están prohibidos. El comisario de la cuarta inventó que el Municipio había pedido un desalojo, después un fiscal. Al final la fiscalía nos comentó que fue la comisaria la que actuó de oficio, o más bien decisión propia”.

“Nosotros acudimos, junto con otros compañeros de varias organizaciones, a solidarizarnos y ponernos a disposición de los vecinos del barrio que nos llamaron preocupados. No íbamos a permitir que la policía reprimiera a vecinos que lo único que piden es un techo para vivir. Hoy logramos frenar el desalojo con organización popular y con la ley. Fue muy importante la participación de Emiliano Montoni (abogado y funcionario del INADI) que se acercó e intercedió luego de que Victoria Donda se comunicara con el comisario para poner un freno a la violencia que la policía ejercía sobre los vecinos hasta ese momento” concluyó Massa.

Otros de los actores presentes fue Leonardo Rebolino, quien es responsable del Movimiento Evita y Subsecretario de Desarrollo Territorial de la Municipalidad de San Martín. “Es nuestra obligación como organizaciones de la economía popular tener la capacidad de defender los intereses de la gente que peor la están pasando y que necesitan una mano del Estado. Toda esta gente tiene una necesidad real de vivienda, y tenemos que trabajar para transformar esa necesidad en un derecho» explicó el dirigente.

En tanto que el dirigente del Frente Popular Dario Santillan, Gonzalo Reartes, sostuvo que “lo que ocurrió hoy en el barrio 13 de julio nos deja algunas moralejas: una es que el problema estructural del acceso a la vivienda digna continúa siendo un tema urgente para nuestros compañeros y compañeras, hacen falta políticas públicas que ejecuten las obras correspondientes para los barrios populares relevados en el ReNaBap; lo otro que pudimos constatar es la impunidad con la que actúan las fuerzas policiales ante estos hechos, llegando a intentar desalojar familias sin ninguna orden judicial ni contemplando que en el lugar había muchísimos niños y niñas”.

Si esto tuvo un desenlace “racional” fue gracias a la intervención del INADI, el Instituto que comanda Vicotoria Donda.

Al consular al funcionario Emiliano Montoni, quien fue el que se hizo presente ahí, explico que “desde el INADI venimos interviniendo en este tipo de casos en donde está en juego los Derechos Humanos de quienes se encuentran en situación de pobreza, en su gran mayoría personas históricamente vulneradas y expuestas sistemáticamente a hostigamiento, persecución, y criminalización. Creemos plenamente en que la única salida a estas situaciones debe producirse mediante el dialogo y la cooperación, es por ello que confiamos en que las autoridades Municipales, los vecinos y vecinas y las organizaciones sociales, podrán encontrar un marco de acuerdo que permita a decenas de familias vivir dignamente y en paz».

Según pudo saber este medio, mañana se conformara una mesa de diálogo entre el Municipio, los vecinos y las organizaciones sociales que están en el barrio 13 de Julio para poder abordar y solucionar las demandas de los vecinos.

Next Post

CAFIERO: EL NOMBRE QUE COMBATE LA SOMBRA DE PEÑA - Por Marcos Chechuyka

Tras la salida de Marcos Peña, la Jefatura de Gabinete tuvo una necesidad de recuperar identidad. La comparativa no solo es inevitable por la sucesión en el cargo, sino por sus componentes atractivos: ambos dan con ese perfil “joven”, descontracturado; ambos fueron casi secretarios personales de sus líderes, son de […]

Suscribite