2019: EL AÑO QUE POSSE SE HIZO FORMALMENTE PERONISTA

Hora 60

El intendente de San Isidro obtuvo su sexto mandato. Sin embargo, para verguenza de muchos dejó de lado el unico capital político que le quedaba: su ideología radical. Comenzará el 2020 buscando lugar en el Frente de Todos y mirará el 2021 en búsqueda de un candidato para las elecciones intermedias.

El primer gesto en plena campaña. Gustavo Posse ha pasado por todos los partidos políticos existentes en el siglo 21, salvo la izquierda -que no presentó una variante viable para el jefe comunal-. Su estadía en los espacios de los radicales K (07), la UDESO (09), el massismo (13) y Cambiemos (15/17) es efímera y cada vez más cambiante. En este escenario, el hijo de Melchor hizo uno de los peores papelones concebidos en la campaña 2019: se trasladó hasta Merlo para mostrarse con Gustavo Menendez e intendentes peronistas, tras la baja de acciones de Junto por el Cambio, en el marco de una inauguración de un Parque Público en uno de los peores distritos del conubrano.

La repartida de boletas oficiales. Como si eso fuera poco, de cara a los comicios de octubre el intendente repartió un atroz corte de boleta que llevaba a Alberto Fernandez presidente, Axel Kicillof gobernador y Gustavo Posse intendente. Como no sabe aún con que se encontrará en las lineas del oficialismo, el mismo Gustavo aclaró que él formaba parte de Cambiemos y que eso se debía a agrupaciones peronistas que lo acompañan a él como intendente. Una mentira burda e infantil del último barón del conurbano.

La ruptura de Cambiemos.Sin embargo, luego del cambio de gobierno nacional y provincial, Posse profundizó la ruptura definitiva del espacio que lo llevó al sexto mandato. No asistió a la reunión de Vidal con los jefes comunales durante noviembre, armó un pobre bloque de diputados en la Cámara provincial (junto a Emilio Monzó) e incluso crtició a Jorge Macri por la Ley Impositiva, aunque sin hacer referencia directa a su par de Vicente Lopez. Como si esto fuera poco, conversó con el presidente de la Nación hace unos días atrás sobre el tema y logró que mediante su generosa pauta oficial los medios se hicieran eco de sus movimientos y lo pusieran en el centro de la escena como un actor clave.

La cautela para hacerse oficialista. En todo este escenario, Posse sabe que tiene que ser cuidadoso en su cambio de camiseta nuevamente. La sociedad que lo eligió como intendente no reconoce en el oficialismo nacional y provincial una fuerza política interesante y solo la buena gestión de estas podría llevar a su aprobación. En ese sentido, Posse sabe que un cambio en estos momentos podría ser un gran paso en falso y por eso se muestra medido en sus declaraciones públicas y reafirma que es radical y perteneciente a Cambiemos. Sin embargo, el que aclara oscurece y en este 2019 ha quedado claro que Posse desestimó al radicalismo, arrasó con Cambiemos y buscará ser escuchado por el peronismo. Para eso ya comenzó a hacer los deberes y se vistió de peronista.

Next Post

POSSE VS MACRI: ¿QUIEN VALE MAS?

La aprobación de la Ley Impositiva 2020 de Axel Kicillof dejó algunas imágenes en el escenario opositor. Con esta realidad, las figuras de los intendentes vecinos de San Isidro y Vicente Lopez mostraron algunas diferencias y volvieron a surgir los roces que parecían haberse olvidado en los último años. La […]

Suscribite